CChC comienza a recibir solicitudes de empresas interesadas en reanudar faenas

Oficio del gobierno permite traslados a faenas en comunas en transición de trabajadores que vivan en zonas que permanezcan en cuarentena. Varias compañías se han mostrado interesadas.

Tras largos meses con las obras paralizadas, varias constructoras se preparan para reanudar las faenas. Esto, luego que el gobierno emitiera un oficio que autoriza el traslado de trabajadores que viven en comunas en cuarentena, a obras en comunas en fase de transición, aunque con algunas restricciones.

El oficio, que entró en vigencia este domingo, da la responsabilidad a la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) de elaborar un registro con las solicitudes de empresas para acogerse a este plan. Ello motivó a distintas empresas a solicitar su inscripción para poder reactivar sus obras.

Actualmente hay 984 proyectos que no están funcionando, lo que afecta a 392.270 trabajadores directos e indirectos que no están habilitados para trabajar, según los cálculos del ministerio de Economía, que fue quien solicitó la autorización a Interior para la dictación de este oficio.

Este registro que llevará la CChC -que declinó participar en este artículo- permitirá que luego se emitan los salvoconductos para que los trabajadores puedan trasladarse desde las comunas en cuarentena hacia las faenas. Según confidenció una fuente de sector, este proceso demorará algunos días, a lo que se suma que el mismo oficio establece un plazo de 14 días antes de que un trabajador de comuna en cuarentena pueda ingresar a una obra o faena que está en la etapa de transición.

El interés en el sector fue alto, sobre todo de obras habitacionales cuya entrega estaba fijada para estos días o los próximos meses.

El oficio

De acuerdo con el documento oficial, se autorizará a todas las empresas constructoras con faenas en comunas que lleven al menos dos semanas en etapa de transición a que puedan iniciar las obras con trabajadores que vivan en zonas con cuarentena. Esto, siempre y cuando cumplan con tres exigencias: (1) el traslado de trabajadores que viven en comunas con cuarentena en transporte privado pagado por la empresa; (2) la realización de un examen PCR previo al reinicio de las obras; y (3) que los trabajadores firmen una carta de compromiso con el autocuidado mientras no estén en la faena. Estas exigencias sólo aplican para los casos en que hay una obra que quiera incorporar a trabajadores que viven en comunas con cuarentena.

Desde el principio de la pandemia se definió la construcción de infraestructura pública como actividad esencial, por lo tanto, no hubo paralización de obras en este tipo de iniciativas. Sin embargo, no ocurrió lo mismo con los proyectos de infraestructura privada que en algunos casos, llevan meses detenidos, ya que si bien varias comunas de la Región Metropolitana han entrado en etapa de transición, la mayoría de los trabajadores del sector viven en comunas que permanecen en cuarentena.

De acuerdo a informes de las mutualidades, la tasa de contagios en obras de construcción públicas es un 12% inferior a la del resto de las industrias autorizadas a operar durante la pandemia.

El oficio, además, establece que las empresas deberán tener validado e implementado un plan de retorno a la actividad con la mutualidad con la que trabajan habitualmente y la CChC revisará los antecedentes de las empresas y determinará cuáles se sumarán a este piloto extendido.

Fuente: La Tercera