El sector inmobiliario, en su año más difícil: precio de departamentos retomaron los niveles previos al estallido social.

Toctoc.com analizó cómo se vieron impactadas las ventas de viviendas nuevas y el precio de éstas durante la crisis social, la pandemia y posterior desconfinamiento. El resultado, una fuerte alza en precios de casas y mayor estabilidad en departamentos.

Desde el estallido social, la industria inmobiliaria en el Gran Santiago ha vivido períodos de altos y bajos, alcanzando incluso contracciones de demanda más significativas de los últimos 30 años. Pero, en cambio, se vivió una recuperación a finales de 2020 que superó todas las proyecciones, llevando a octubre a estar dentro de los mejores meses para el sector desde el boom de compras provocado por el IVA a la vivienda.

Toctoc.com analizó cómo se vieron impactadas las ventas de propiedades nuevas y el precio de éstas en la Región Metropolitana en tres periodos: desde octubre 2019 hasta el comienzo de la crisis sanitaria; entre marzo y junio de 2020, en medio de la estricta cuarentena que motivó la pandemia; y desde el fin de confinamiento a octubre pasado. El reporte arrojó que luego del estallido social -hasta inicios de marzo del año pasado- el mercado inmobiliario experimentó una contracción promedio de 27% en su ritmo de comercialización mensual, respecto del ritmo promedio observado durante 2019 previo a la crisis.

En tanto, cuando la pandemia llevó a la totalidad de la Región Metropolitana a cuarentena, las ventas alcanzaron un retroceso de 53% en el ritmo de comercialización mensual, tanto en casas como departamentos, y prácticamente en la totalidad de las comunas con actividad inmobiliaria.

Por otro lado, con el inicio del desconfinamiento a partir de julio, los diversos segmentos del mercado fueron mejorando sus ventas. Así, en este periodo se observó sólo una caída del 13% en el ritmo de venta mensual, en comparación a los meses previos al estallido, lo que permitió un repunte en cifras acumuladas anuales. Ahora bien, algunas comunas del sector oriente y centro norte, además de San Miguel, aún muestran caídas sobre 50%, mientras que Ñuñoa, La Florida, La Cisterna, Cerrillos, Puente Alto, Independencia y Quilicura muestran ritmos de comercialización mensuales mayores de previo a la crisis social.

“Si bien el mercado inmobiliario del Gran Santiago experimentó desde la crisis social fuertes contracciones de demanda, sobre todo en el periodo más difícil de la crisis sanitaria, en los últimos meses ha mostrado una recuperación similar a los ritmos previos al estallido”, explica Daniel Serey, gerente de Estudios de Toctoc.com.

Desistimientos sobre el promedio

Otro de los indicadores del mercado que ha visto cambios importantes es el número de unidades que son desistidas, esto es, contratos de compraventa que son renunciados o terminados por parte de los compradores.

Desde la crisis social, se registró un aumento gradual de desistimientos, pasando de un promedio de 300 mensuales a valores cercanos a los 380. El crecimiento se dio sobre todo en el mercado de departamentos. Así, el porcentaje de desistimientos de la venta mensual pasó a un 18%, desde 10% que era el promedio antes del estallido social

Después de una recuperación leve durante febrero y marzo, dice el estudio, la pandemia impulsó nuevamente al alza las unidades desistidas, con un promedio de 407 unidades mensuales, lo que llevó al porcentaje de desistimiento a un máximo histórico, promediando 27% durante la pandemia.

Por otra parte, durante los meses de desconfinamiento, el porcentaje de desistimientos mostró una mayor normalización, registrando un promedio mensual de 20%, mejor que los meses anteriores, aunque 10 puntos porcentuales mayor al promedio previo a la crisis social. Ahora bien, el informe dice que que los desistimientos siguen estando acotados respecto al total de la oferta, considerando el actual contexto. Se espera que durante 2021 se sigan observando valores por sobre los promedios previos a la crisis.

Fuerte alza de las casas

En cuanto a los precios, el estudio habla de un comportamiento estable de la UF/m2 en el mercado de departamentos, pero crecimientos sostenidos en el mercado de casas.

En particular, durante el período post estallido social, la UF/m2 creció 2,7% en departamentos y 3,3% en casas. Durante la pandemia, sin embargo, el segmento de departamentos mostró una contracción en precios de 1,9% respecto del nivel previo a octubre 2019, mientras que las casas siguieron con un crecimiento de 1,5% general.

Desde julio, comienza una lenta recuperación del mercado de departamentos, creciendo la UF/m2 un 2,8% durante octubre, en comparación a los niveles exhibidos por el mercado un año atrás. El mercado de casas, en tanto, muestra un aumento de 12,2% de la UF/m2.

“El efecto del desconfinamiento sobre los precios ha sido de amplia recuperación. En el mercado de departamentos vemos que éstos alcanzan los niveles observados previo al estallido, aunque algo más lento para unidades de 1 dormitorio, en comparación con unidades de 2 y 3 dormitorios. Por su parte, el mercado de casas arrastra crecimientos significativos en su UF/M2, lo que sumado al aumento de metros cuadrados, se ha traducido en un alza muy importante en el precio promedio de comercialización, que promedia 26,4% en casas de 3 dormitorios y de 8,6% en casas de 4 dormitorios”, concluye Serey.

Fuente: La Tercera